Porno de venganza

La difusión no autorizada de material de carácter sexualmente explícito es una forma de acoso en línea que afecta a muchas personas.

A menudo conocido como «pornovenganza», este tipo de conducta se relaciona con la distribución de imágenes, grabaciones u otros materiales de este tipo, sin el consentimiento de la persona que aparece en ellos. Este comportamiento suele darse en un contexto de relaciones anteriores y estar motivado por sentimientos de venganza, desaire, humillación, extorsión o intimidación, con el propósito de causar daño.

La pornovenganza es una conducta lesiva y perjudicial que puede tener graves consecuencias para la salud mental, confianza y el bienestar emocional de las víctimas. Constituye una invasión cruel de la privacidad sexual, y puede ser provocada por alguien en quien la víctima confiaba o amaba, lo que agrava aún más su impacto.

Entendemos que estas situaciones son extremadamente difíciles y complejas para las víctimas. Por eso, nos enfocamos en proteger la privacidad y brindar apoyo personalizado a nuestros clientes en un entorno de alta exposición.

Si has sufrido pornovenganza, es importante que entiendas que esta conducta es una vulneración a tu privacidad y a tu derecho a la intimidad.

En Honoris te apoyamos y representamos en el ejercicio temprano de las acciones legales y garantías constitucionales para la debida protección y reconocimiento de tus derechos.

Es importante considerar que, en los casos que corresponda, es posible perseguir penalmente esta clase de atentados a través de la interposición de una querella criminal dado que los hechos pueden constituir delitos sancionados por el código penal y leyes especiales de nuestro país.

Asimismo, ejercemos las acciones legales necesarias con el objetivo de garantizar la indemnización efectiva por el daño a la reputación sufrido por las víctimas.

Experiencia relevante

….

Artículo relacionado

….

¿Qué puedo hacer si publican una foto íntima en Internet sin mi permiso?

Lo primero que puedes hacer es buscar al propietario del dominio y pedirle que retire la imagen: si bien, algunas veces el titular del dominio informa en su sitio qué pasos debes seguir para retirar esa imagen de la plataforma, sugerimos que te hagas asesorar por un abogado especializado para el logro de este objetivo.

El Derecho a la propia imagen es un atributo de la personalidad por lo que es inherente a toda persona y la falta de consagración textual del derecho a la propia imagen con resguardo constitucional no implica su indefensión.
Independientemente de lo anterior, también puedes denunciar el asunto a la Policía de Investigaciones de Chile, pero lo principal es que te hagas asesorar jurídicamente respecto de los pasos a seguir y las medidas a tomar.