Acoso por internet o ciberacoso

En la actualidad, cada vez son más las personas -incluyendo adultos, jóvenes, niños y niñas- que resultan ser víctimas de intimidación, agresiones verbales y/o violencia sexual en el ciberespacio.

Esta clase de acoso incluye actos de intimidación, agresión verbal y violencia sexual a través de diversas plataformas y medios digitales, como también insultos, amenazas, comentarios hirientes, videos o fotografías malintencionadas.

Entendemos que estas formas de agresión tienen graves consecuencias para las víctimas, afectando su bienestar físico, emocional y psicológico.

Contamos con altos conocimientos de los asuntos legales vinculados al ciberacoso, y nuestra práctica se enfoca en las necesidades de las personas que se han visto afectadas. Ello, a través del ejercicio oportuno de las acciones legales que garanticen su debida protección.

Es importante considerar que, en los casos que corresponda, es posible perseguir penalmente esta clase de atentados a través de la interposición de una querella criminal, dado que los hechos pueden constituir delitos sancionados por el Código Penal y leyes especiales de nuestro país.

Asimismo, ejercemos las acciones legales necesarias con el objetivo de garantizar la indemnización efectiva por el daño a la reputación sufrido por las personas afectadas.

Si has sido víctima de acoso en línea, estamos aquí para ayudarte. En Honoris, valoramos y respetamos la privacidad y seguridad de nuestros clientes y trabajamos para protegerlos en sus momentos más difíciles.

Experiencia relevante

….

Artículo relacionado

….

¿Por qué es importante denunciar el ciberacoso?

Es necesario tener presente que, en cualquiera de sus formas, el ciberacoso puede generar consecuencias graves y dañinas en quienes son víctimas de él: 

  • Los ataques pueden ser realizados en cualquier momento 24 horas al día 7 días a la semana, no olvidemos que si se utilizan medios tecnológicos para realizarlos, la víctima puede ser, literalmente, invadida en cualquier lugar donde esté y a cualquier hora.
  • La facilidad y rapidez con que estos ataques pueden difundirse a través de las redes sociales, sitios web y/o mensajes de texto, ponen a la víctima en una situación de gran exposición y vulnerabilidad ante un número ilimitado de personas. Y, salvo que se logre borrar o bajar el contenido malintencionado, sigue estando a la vista de todos.
  • Quienes son víctimas de ciberacoso pueden sufrir graves consecuencias en su salud mental y/o bienestar en general.